Seleccionar página

Qoyllur Riti

Los Ukukus van descendiendo del nevado Conquepulke, a cinco mil metros sobre el nivel del mar, después de realizar sus rituales ancestrales y de que los primeros rayos de sol iluminen la cruz con la que han ascendido hasta el glaciar, pero como en anteriores  años y debido al cambio climático, no pueden recoger el hielo con el que simbólicamente fertilizarian sus tierras. Es lunes y en unas horas, tras la misa que se celebra en la explanada de Sinakara , todo habrá terminado y comenzarán el regreso a sus casas.

Qoyllur Riti (estrella brillante) es la peregrinación que, desde la época incaica, realizan las Naciones del altiplano peruano a los Apus de la montaña. Posteriormente, la iglesia católica ha sincretizado la fiesta y hoy en día conviven ambas en buena armonía.

La ascensión hasta el glaciar ha sido la prueba física más dura  que he realizado en mi vida. Creía que  moría con el esfuerzo en el camino. Tampoco la estancia, en una tienda de campaña con temperaturas bajo cero, fue muy cómoda.  Si además no puedes dormir, porque la música y los bailes no paran en ningún momento, hacen que esta experiencia sea algo especialmente intenso.

Las Naciones se conforman en distintos tipos de comparsas que se identifican por los colores de su vestimenta. Las comparsas cómicas van  disfrazadas y realizan bailes y bromas, pero no pueden entrar a los actos religiosos ni acceder al nevado. La Qhapaq Chunchu   van vestidos como los antiguos incas y la mas importante de ellas es la Qhapaq Colla que están formadas por los Ukukus que son los personajes  que imponen el orden durante la peregrinación con sus látigos y son los únicos que pueden ascender al nevado.

Durante los tres días que dura la fiesta, la música y el baile no parara ni un minuto y las comparsas continuamente van desfilando por  la iglesia   delante del Taitacha  (Un Cristo  crucificado pintado en la roca ) al que le entregan distintos presentes.

Al mismo tiempo que se realizan estas dos partes de la peregrinación, la religiosa y la tradicional, tiene lugar otro evento muy particular, la Feria de las Alasitas.

Si en las técnicas de Coaching se realiza la visualización de los objetivos como método para conseguirlos, los peregrinos organizan esta feria donde todo lo que deseas se puede comprar: una casa, un título profesional, un crédito bancario  o una boda . Pero todo de forma ficticia, con dinero de papel falso y cada uno vuelve a su casa con el deseo físicamente  en sus manos ya sea  una casita de piedras, un título o dinero del banco. Eso si, tendrán que volver tres años seguidos para que sus sueños se hagan realidad.

Paco Negre